20 años de aniversario
  1. Home
  2. Africa
  3. Africa Del Sur

Africa Del Sur

Africa del Sur es una tierra extensa y  salvaje,  un lugar único en el mundo donde confluyen una enorme variedad de paisajes y ecosistemas.

Esto nos permite disfrutar de una diversidad y abundancia de vida salvaje única en el continente:  los leones de melena negra del Kalahari, los rinocerontes de Kruger, los elefantes de Chobe, los leopardos de South Luangwa, los hipopótamos y cocodrilos del Rio Zambeze… Y  también la exuberancia de su fauna marina: los tiburones blancos y ballenas de Sudáfrica, los pingüinos y focas de Namibia o los tiburones ballena de Mozambique.

En este territorio  todo se mide por superlativos, las dunas más altas en el desierto de Namib, el delta interior más extenso en el Okavango, la ciudad más cosmopolita en Ciudad del Cabo, la reserva de focas más grande en Cape Cross, la enormidad del Lago Malawi, las cataratas más espectaculares en Victoria Falls, los interminables salares de Makgadikgadi pans, la belleza insuperable de las playas de Mozambique o el cañón más largo en el Fish River Canyon son algunos ejemplos de los grandes atractivos que aguardan a los viajeros.

Y no solo eso, una larga tradición de asentamientos humanos y exploración colonial nos ofrecen una cultura única y singular: los restos arqueológicos del Imperio Monomotapa, la cultura Swahili en Ilha de Mozambique, los pastores semi-nomadas himba, la ciudad fantasma de Kolmanskoppe, las tribus Herero y sus singulares vestidos o la arquitectura colonial de Bulawayo.

Os invitamos a disfrutar de Africa Austral, donde además incluimos las actividades más espectaculares: canoas, avionetas, lanchas, safaris nocturnos, safaris a pié, cabalgatas y trekkings son algunas de las propuestas para explorar a fondo uno de los destinos más completos y variados del mundo.

Botswana

zonas botswana
BOTSWANA nos ofrece la posibilidad de conocer paraísos únicos en el planeta en su máxima grandeza. El país alberga alguno de los parques nacionales más reputados del mundo y a la vez es un destino exclusivo y muy poco visitado. El salvaje y desértico sur del país contrasta totalmente con su exuberante norte.

- Tsodilo Hills:

Elevándose en medio de una gran llanura, estas colinas nos ofrecen el conjunto de pinturas rupestres bosquimanas más importante de todo el continente. Calificado como el "Louvre del desierto" debido a la presencia de más de 4000 pinturas en excepcional estado de conservación y repartidas por cuatro colinas, el conjunto de las "Tsodilo Hills" fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

- El delta del Okavango:

Al entrar en Botswana, el río Kavango cambia su nombre por Okavango y empieza a abrirse en numerosos canales e islas para formar el delta del Okavango, uno de los ecosistemas más diversos, ricos y bellos de todo el planeta.

Siendo el delta interior más grande del mundo, se recorren sus canales en lanchas rápidas, a través de miles de plantas de papiro, y allí donde la profundidad ya no lo permite se utilizan los mekoro. Con estas embarcaciones tradicionales puedes explorar su interior, para recorrerla y entender este ecosistema, su flora y su fauna.

- Reserva de Moremi:

Con más de 4800 km2 es la única parte del delta oficialmente protegida. Aún siendo una de las reservas más bonitas de África, pocos visitantes han recorrido sus bosques de mopane y acacias, contemplado su paisaje variado y su abundante fauna.

Muchos consideran que Moremi es la reserva más escénica de África al quedar encajada entre los verdes canales del delta del Okavango al oeste y las áridas planicies del desierto del Kalahari al este; en medio encontramos todo tipo de paisajes de transición y gran abundancia de fauna: elefantes, búfalos, leones, licaones, leopardos, impalas, antílopes acuáticos, sitatungas e innumerables especies de aves.

- Reserva de Savute:

Situada al sur del PN Chobe y de difícil acceso, es el área más preservada y salvaje del PN Chobe. La geografía de Savute corresponde a una extensa llanura inundable, que alberga gran cantidad de mamíferos tales como elefantes, leones, hienas moteadas, manadas de búfalos, cebras, impalas, ñus y otros antílopes. Uno de los atractivos de la reserva es la presencia del licaón (perro salvaje), animal en serio peligro de extinción.

- Parque nacional Chobe:

Con más de 70.000 elefantes y enormes manadas de búfalos, el PN Chobe, uno de los santuarios más hermosos de la fauna africana, nos ofrecerá un inolvidable espectáculo de naturaleza.

Normalmente se explorar este extenso parque guiándonos por el río Chobe para contemplar cocodrilos, manadas de hipopótamos, búfalos y elefantes que se bañan en sus orillas además de las numerosas especies de aves que se acercan a beber de sus aguas.

La presencia de tan abundante y diversa fauna atrae a los grandes felinos que encuentran en este parque un lugar idóneo para asegurar su supervivencia.

-Central Kalahari Game Reserve:

Con más de 700.000 kilómetros cuadrados, el desierto de Kalahari es una de las zonas áridas más grandes del mundo, ocupa una gran parte de Botswana, llegando hasta Namibia y Sudáfrica. En Tswano, una de las lenguas de la zona, Kalahari se pronuncia Kagalagadi, y significa ‘gran sed’.

En el centro de este enorme desierto encontramos el Central Kalahari Game Reserve, es junto al Kagalagadi Transfrontier, una de las 2 zonas protegidas de este gran desierto. Aquí es donde podemos encontrar mayor concentración de fauna, ya que, aunque sus paisajes semiáridos aparecen ante nuestros ojos como estériles, en realidad esconden un verdadero oasis de fauna: guepardos, leopardos, licaones, hienas y chacales, grandes manadas de oryx, kudu, red hartebeest, avestruces, springbook... y es hogar de un animal único del continente: el león de melena negra.

-Makgadikgadi Pans y Kubu Island:

Makgadikgadi Pans forma parte del conjunto de salares más grande del mundo, cubriendo alrededor de 16,000 Kms cuadrados de salares y desierto arenoso. El salar individual más grande de este conjunto mide unos 5,000 Kms cuadrados.

Esta maravilla natural se originó por la desecación del inmenso lago que cubría toda la zona y que dio lugar a una intensa población humana. Se han encontrado restos de asentamientos humanos anteriores al homo sapiens.

Estacionalmente una gran parte del salar se cubre de agua, provocando una de las mayores migraciones de cebras del continente.

El en centro del blanco cegador del los salares encontramos Kubu Island. Esta formación rocosa, repleta de baobabs, que se yergue fantasmal en medio de los salares, era una isla en los antiguos lagos. En Tswana "Kubu" significa hipopótamo, ya que antaño este lugar estaba repleto de ellos.

-Francistown:

La segunda ciudad de Botswana después de su capital Gaborone, tiene una población de unos 115.000 habitantes.

La ciudad se origino en 1897 a causa de las primeras fiebres del oro africanas alrededor de una mina cercana. Aún hoy podemos ver algunas de las primeras edificaciones coloniales y se encuentra rodeada de viejas minas abandonadas.

-Santuario de rinocerontes de Khama:

En respuesta a la espectacular disminución de la población de rinocerontes en Botswana,

se creó en 1989 esta reserva gestionada directamente por las comunidades locales de la

zona.

Esta reserva de 4300 hectáreas es refugio de la última población estable de rinoceronte

blanco del país, y también se encuentran en ella algunos ejemplares de rinoceronte negro además de cebras, jirafas, ñus, impalas, elands, avestruces, hienas, leopardos y más de 230 especies de aves.

Viajes a Botswana

Namibia

zonas namibia
NAMIBIA es uno de los destinos más completos del continente, especialmente indicado para aquellos viajeros amantes de la fotografía o aquellos ávidos de grandes espacios y naturaleza grandiosa. Un país donde la luz, los contrastes y la variedad cromática nos revelan al máximo espectaculares paisajes, fauna salvaje y las etnias más autenticas.

- Reserva de Mahango:

Ubicada en la zona oeste de la franja de Caprivi, en la frontera con Botswana, esta reserva se extiende hasta la orilla del delta del Okavango. Encontramos una extensión de marismas y bosques de ribera, santuario natural para especies de antílopes difíciles de observar en otros parques, como el sable ó el roan, además de búfalos, elefantes, reedbuck, sitatunga, bushbuck y tsessebe. También se pueden ver babuinos y monos vervet y la orilla del río Kavango suele ser un buen sitio para encontrar cocodrilos, búfalos e hipopótamos. Esta reserva es especialmente conocida por los elefantes que se desplazan desde Botswana y Namibia hacia Angola y Zambia.

- Parque nacional Etosha:

Situado al Norte de Namibia y con una superficie de aproximadamente 22.000 Km2, el parque nacional Etosha es uno de los mayores del continente. Declarado parque nacional en 1907, se caracteriza por ser una gran planicie seca y salada, en la que las condiciones áridas impiden que crezca mucha vegetación; por esta razón, la visión de los animales es mucho más agradecida que en otros parques de África.

El parque está organizado en varias pistas que llevan hasta diferentes "waterholes" (pozas de agua), donde se concentra la poca agua disponible durante la estación seca (abril-noviembre) y al mismo tiempo es donde encontramos la mayor concentración de fauna. El parque es hábitat de leones, leopardos, cebras, antílopes, rinocerontes negros y jirafas, entre otras muchas especies.

- Los Himba y las Cataratas Epupa:

Al norte de Opuwo encontramos las Cataratas Epupa, un lugar donde el río Kunene salta desde más de treinta metros, formándose entre sus aguas islas repletas de baobabs y vigorosos remolinos. Es esta zona, donde el río es separación natural entre Namibia y Angola, encontramos los poblados de la tribu Himba. Se cree que originalmente los Himba proceden de las tierras del sur de Sudán y Etiopia y que, siendo nómadas en el pasado, se desplazaron hasta la zona que habitan en la actualidad en migraciones que debieron empezar en el siglo XVI; sus rasgos claramente nilóticos y sus cuerpos altos y esbeltos, así lo corroboran. Las mujeres Himba poseen la peculiaridad de untarse la piel y el pelo con una crema a base de cenizas, manteca vegetal y el polvo de una piedra rojiza que se encuentra en la zona; esta crema la irán aplicando en sus cuerpos, varias veces al día durante el transcurso de sus vidas.

Siendo en la actualidad semi-nómadas, su actividad económica principal es la ganadería, encargándose los hombres de esta tarea mientras las mujeres permanecen en los poblados o cuidan las incipientes plantaciones que se encuentran en sus inmediaciones.

- Damaraland y Twyfelfontein (Patrimonio de la humanidad):

En el interior de Namibia encontramos la región del Damaraland, una de las zonas más inhóspitas del país, donde predomina el árbol de mopane y se pueden ver baobabs, árbol trompa de elefante, euforbias y welvichias entre la numerosa flora endémica del país además de poblados Herero, Nama, y Damara, característicos de esta zona.

En un valle relativamente lejano y aislado, encontramos lo que los damara llamaron Ui-Ais o abrevadero saltarín, una zona donde se acumulan los petroglifos y pinturas rupestres, en uno de los mejores conjuntos de arte rupestre del mundo (patrimonio de la humanidad). Especialistas actuales estiman que hay más de 5.000 representaciones en la zona. Cuando uno se adentra en el valle, se queda atónito ante su amplitud y los gigantescos peñascos que parecen estar a punto de desplomarse hacia el fondo del valle. En esos peñascos es donde los habitantes prehistóricos de estos parajes revelaron cómo percibían su universo. Los petroglifos datan entre 6.000 y 2.000 años de antigüedad. Los cazadores-recolectores bosquimanos de la Edad de Piedra fueron los autores de la mayoría de los grabados y, probablemente, de la totalidad de las pinturas rupestres. Las imágenes representan animales y seres humanos.

- Spitzkoppe:

Situada en la región del Damaraland, desde la lejanía veremos emerger del horizonte esta espectacular formación rocosa.

Llamado el "Matterhorn" de África, las rocas graníticas de Spitzkoppe forman unas curiosas y bellas formas debido al enfriamiento y posterior erosión de un inmenso complejo ígneo.

Otra característica de este punto es la tonalidad de la piedra que, durante los amaneceres y en las puestas de sol, adquiere unos tonos rojizos. El color bermejo tan peculiar de Spitzkoppe es debido a la alta concentración de minerales tales como la ortosa y a la alteración de la propia roca. En varios puntos de Spitzkoppe encontramos pinturas bosquimanas siendo la más importante el "Bushman paradise".

- Cape Cross y Costa de los Esqueletos:

La costa Atlántica de Namibia es un lugar de auténtica leyenda. Desde la época de los exploradores portugueses, esta zona fue calificada como maldita por sus durísimas condiciones ambientales, con numerosas nieblas y bancos de arena que hacían naufragar a cualquier navío que se aproximara a la costa. Hoy en día y gracias a la mejora en la navegación pocos navíos zozobran en estas costas y la mayor parte lo hacen cerca de Swakopmund no dentro del parque nacional Costa Esqueletos. Su punto más interesante es la reserva de focas de Cape Cross. Es hogar de una de las mayores colonias de lobos marinos del Cabo (Arctocephalus pusillus) del mundo, que puede contar con unos 100.000 miembros en la época de cría.

- Swakopmund:

Swakopmund fue fundada en 1892 por el capitán Curt Von François para ser el principal refugio de los navegantes en la costa oeste de Namibia y así facilitar los intercambios entre la Alemania continental y su colonia. Hoy en día éste es el primer balneario de Namibia, que ofrece un sorprendente patrimonio arquitectónico y natural. La delicadeza de su una arquitectura colonial alemana contrasta mucho con las grandes dunas del desierto que la rodea y la fuerza del océano Atlántico donde pescan centenas de flamencos. Swakopmund se distingue también por sus numerosas tiendas de artesanía y su amplia oferta de deportes de aventura.

- Parque nacional Namib - Naukluft:

En uno de los escenarios más fascinantes del mundo encontraremos el desierto de Namib, uno de los más antiguos del planeta, rodeado por montañas de arena rojiza que alcanzan los 350m; las dunas más altas del mundo.

Se puede visitar de varias formas el desierto de Namib, además de disfrutar del anochecer y del amanecer desde lo alto de las dunas y de caminar por el valle de Sossusvlei, recomendamos realizar un vuelo escénico a baja altitud. A vista de pájaro se aprecia mejor el esplendor de este enorme mar de dunas rojas moteado de lagos secos blancos, el Canyon Sossusvlei, las montañas oscuras de Naukluft y la duna 45.

Desde tierra se pueden descubrir los secretos del desierto; su esquiva fauna y su vegetación que han conseguido adaptarse a un medioambiente hostil pero a la vez tan bello. La duna Elin, la duna 45, los lagos muertos del valle Sossuvlei y el cañón de Sesriem. Un lugar para vivir inolvidables amaneceres y puestas de sol mientras la silueta de un solitario orix se diluye en el horizonte, paisajes que nos harán sentir privilegiados espectadores de imágenes sólo recreadas en sueños.

- El Fish River Canyon:

Desde sus fuentes en Khomas, cerca de Windhoek, el río Fish fluye a través de planicies semidesérticas y no es hasta el final de su curso que desciende hasta el espectacular cañón al que da nombre, justo antes de confluir con el río Orange, ya en la frontera con Sudáfrica.

Sin duda alguna, el cañón del río Fish es uno de los relieves más remarcables de la geografía Africana, siendo el primer cañón en dimensiones del continente y el segundo de la Tierra después del Colorado.

- Lüderitz:

Este encantador puerto fue el primer asentamiento alemán en la costa austral de África. El guano y la caza de ballenas fueron los recursos que atrajeron a los primeros exploradores hacia esta remota población, pero el descubrimiento de diamantes a principios del siglo pasado la transformó completamente. De esta época datan las numerosas edificaciones coloniales que encontraremos en Lüderitz, la mayoría de estilo ‘art nouveau’.

En velero se puede explorar la península de Lüderitz en busca de delfines, focas y pingüinos, en el punto más septentrional de África donde encontramos colonias de pingüinos Jackass. Esta zona se caracteriza, aparte de por sus aguas heladas, por las numerosas bahías, lagunas y playas intactas.

A pocos kilómetros de Lüderitz, encontramos Kolmanskop, también conocida como la ciudad fantasma. Únicamente poblada por el olvido fue, hace tiempo, el punto principal de la brillante búsqueda de diamantes que atrajo a miles de buscavidas a esta aislada zona. Abandonada cuando los ricos yacimientos se agotaron, sus edificaciones hoy vacías, algunas restauradas y otras invadidas por las ardientes arenas del Namib, son testigo mudo de uno de los periodos más vívidos de la historia de Namibia.

- Los caballos salvajes del Namib:

En el límite Sur del parque nacional Namib-Naukluff encontramos los míticos caballos del Namib... probablemente los únicos caballos salvajes del mundo que galopan libres por un desierto. Pueden ser vistos en las inmediaciones de Aus, donde abrevan en el ‘’quot;waterhole’’ (poza de agua) de Garub mantenido especialmente para ellos. Sus orígenes siguen siendo un misterio, algunas de las teorías más aceptadas postulan que son descendientes de un semental que perteneció al capitán Von Wolf, propietario del castillo de Duwisib. Otras defienden que son los descendientes de los caballos abandonados por las tropas alemanas tras su rendición en la población de Aus durante la campaña de 1915 o incluso, que fueron traídos por guerreros Nama en su expansión al norte del río Orange. La población total oscila entre los 150 y 160 individuos, siendo la peculiaridad que los hace más interesantes sus adaptaciones para la vida en el desierto, tanto morfológicas como fisiológicas, en un espacio de tiempo increíblemente breve.

Viajes a Namibia

Sudáfrica

zonas sudafrica
SUDÁFRICA es uno de los países más completos y con más infraestructura de todo el continente africano, así como uno de los más avanzados en programas de protección de fauna africana. En el podemos encontrar una enorme variedad de paisajes y fauna, además de ser uno de los pocos países donde podremos disfrutar de la fauna tradicional africana con una exuberante fauna marina, uno de los poco lugares donde el viajero se puede sumergir en una jaula con tiburones blancos. Además encontramos alguna de las ciudades más bellas y cosmopolitas de Africa, como Cape Town.

- P.N. Kruger:

El parque nacional Kruger, emblema de Sudáfrica, es uno de los más antiguos y más conocidos del mundo. Sus 20,000 km2 son hogar de una prodigiosa diversidad de animales y plantas, 147 especies de mamíferos: leopardos, leones, guepardos, licaones, rinocerontes blancos y negros, hipopótamos, antílopes, cebras, jirafas... además de 507 especies de aves, 114 de reptiles, 33 de anfibios, 50 de peces y 300 de árboles.

Fronterizo con Zimbawe y Mozambique, configura conjuntamente con los parques de Limpopo y Gonarezhou el Gran Limpopo Transfrontier Park, llamado Parque de la Paz, ya que los animales pueden cruzar libremente las fronteras de estos países.

El 10 de noviembre de 2000 se firmó la creación del parque transfronterizo y con el tiempo los tres países abrieron conjuntamente los límites fronterizos que aún se mantenían. A partir de ahora, poco a poco, los viajeros que visiten el gran parque Limpopo podrán desplazarse por su interior sin barreras, y disfrutar de la mayor reserva natural del planeta con total libertad.

- PN Mapungubwe:

En el extremo norte de Sudáfrica, en la frontera con Botswana y a orillas al río Limpopo, encontramos el PN Mapungubwe que fue declarado Patrimonio Nacional en 2001 y Patrimonio de la Humanidad en 2003.

En el parque encontraremos un paisaje increíble de peñascos de granito, una parte de la rivera del Rio Limpopo y el punto donde se unen Sudáfrica, Botswana y Zimbabwe. También restos arqueológicos del reino más grande que existió en el sur de Africa hasta su desaparición a finales del siglo XIII. Mapungubwe - "lugar de la piedra de la sabiduría" - fue el establecimiento interior más importante del subcontinente, se extendió sobre un área de unos 30 000 kilómetros cuadrados a ambos lados del río Limpopo y el río Shashe.

Y sumado a todos los atractivos en el parque podremos ver fauna africana en todo su esplendor.

- Ciudad del Cabo:

La leyenda cuenta que, cuando los barcos estaban a punto de acabar su periplo desde Europa, al primer marinero en vislumbrar Table Mountain se le premiaba con unas monedas y con una botella de vino.

Cape Town fue el puerto de entrada desde el que se colonizó toda África austral y hoy en día, es la ciudad más cosmopolita del continente.

A menudo considerada como una de las ciudades más hermosas del mundo por su geografía y arquitectura, como en todas las grandes ciudades del mundo, todos pueden encontrar su sitio aquí. Desde aquellos aventureros que quieran descubrir la ciudad a vista de pájaro en Table Mountain hasta aquellos que quieran relajarse en el waterfront, descubrir la cultura viva de los suburbios, visitar el Cabo de Buena Esperanza o emocionarse en Robben Island (penal cargado de historia que fue prisión de Nelson Mandela durante más de 18 años).

- Calvinia:

Fundada en 1851 al pie de las montañas Hamtam, el pueblo de Calvinia debe su nombre al famoso Jean Calvin, iniciador de la reforma protestante.

Los varios estilos arquitectónicos de esta pequeña ciudad reflejan las grandes etapas de la historia de Sudáfrica. Así, en Calvinia encontraremos estilo holandés, victoriano y georgiano en medio del campo, donde la gente vive principalmente de la ganadería y el negocio de la lana. La tranquilidad de este nostálgico pueblo afrikaans es parte de la historia viva del país.

-Pretoria:

Con casi dos millones de habitantes Pretoria es capital administrativa de Sudáfrica. En ella podemos encontrar una curiosa mezcla de grandes avenidas, parques, arquitectura colonial y edificaciones monumentales.

Se la conoce como la ciudad de las jacarandas, ya que este árbol adorna sus calles y veredas y es especialmente vistoso en primavera cuando despliega sus flores lilas.

Es una ciudad cosmopolita donde encontramos numerosas embajadas extranjeras en increíbles edificios coloniales. También destaca como ciudad institucional y es sede de numerosas universidades.

La ciudad es la cuna de la nación afrikáner y es una visita esencial para entender la historia, peculiaridades e idiosincrasia del país. Como punto singular se puede visitar el monumento a los Vortrekkers, los primeros europeos en colonizar esta parte de África y fundadores de la ciudad.

- Parque nacional Kalahari Transfrontier:

Este inmenso parque nace en 1999 de la unión de 3 parques nacionales y es compartido por 3 países, Sudáfrica, Namibia y Botswana.

Sus paisajes semidesérticos, con zonas de dunas de color ocre rojizo de gran belleza que aparecen ante nuestros ojos como estériles, en realidad esconden un verdadero oasis de fauna; el león del Kalahari, de espectacular melena negra, guepardos, leopardos, licaones, hienas y chacales entre los depredadores. Cuenta también con grandes manadas de ñu, eland, oryx, kudu, red hartebeest, jirafas, avestruces, springbook... Este parque es excelente para la observación de avifauna, destacando en este aspecto las aves rapaces.

En su interior podemos observar los cordones de dunas y la vegetación que conforma el misterioso paisaje del desierto del Kalahari.

- P.N. St. Lucia (iSimangaliso Wetland Park):

Patrimonio de la Humanidad desde 1999, con 332.000 hectáreas es el tercer parque más grande de Sudáfrica y uno de los más fascinantes. En él encontramos multitud de diferentes ecosistemas interconectados: lagos, bosques, sabanas, manglares, islas de cañaverales, pantanos de papiro, dunas de costa (de las más altas del mundo), playas y el mayor estuario interior de África, conocido por tener la mayor concentración de cocodrilos de todo el país.

En 4x4 se pueden explorar los ecosistemas del parque en busca de su numerosa fauna: rinoceronte blanco y negro, búfalo, leopardo, waterbuck, redbuck, elefante, hipopótamo, jirafa son alguna de las especies de mamíferos que se pueden observar, así como una gran diversidad de avifauna y reptiles tan interesantes como el camaleón. También sus playas para recorrer una parte de los más de 80 kms de costa protegidos e intentar ver animales marinos, como ballenas o delfines e incluso con suerte, alguna tortuga que se acerque a desovar en sus orillas.

También se puede navegar en barcaza a motor su estuario, el más grande de África, que se encuentra flanqueado por selvas y prados, y poblado por gran cantidad de fauna: pelícanos, flamencos, waterbuck, hipopótamos, cocodrilos...

- Drakensberg (P.N. Royal Natal):

Las "montañas del dragón", cuyos picos más altos forman frontera con el reino de Lesotho, nos ofrecen un espectáculo asombroso con sus fantásticas formaciones rocosas, profundas gargantas, verdes colinas, bosques, valles, cascadas, arroyos... son el paraíso de los senderistas.

Un punto ideal para descubrir estas evocadoras montañas es el parque nacional Royal Natal, donde encontraremos las vistas más bellas, en uno de los escenarios más accesibles. En el encontramos el ‘anfiteatro’, un muro montañoso compacto de más de 8 Kms de longitud.

- Bethulie:

En 1829 se estableció a orillas del río Gariep una pequeña misión de la Sociedad de Misioneros de Londres con objeto de convertir a las tribus San de los alrededores.

Aquel lugar era conocido en Afrikáans como "moordenaarspoort" (camino del asesino) debido a una matanza ocurrida en la zona por parte de asaltantes de la tribu Griqua a los San que poblaban esta zona.

En 1833 la Sociedad de Misioneros Franceses asumió el control de la misión y lo renombró Bethulia (elegida por Dios) y en 1863 se renombró como Heidelberg, aunque poco después recobró su nombre original.

Esta ciudad fue tristemente famosa por albergar en sus alrededores uno de los campos de concentración ingleses más grandes durante la guerra contra los colonos Boer. Hoy en día encontraremos en él numerosas referencias a este triste periodo de su historia.

Pese a su pasado, hoy en día Bethulie es un pequeño, agradable y típico pueblecito afrikáans que vive de la agricultura y de la ganadería. En él podremos disfrutar de las numerosas edificaciones de origen colonial, como la primera misión, notablemente bien conservada (es uno de los edificios más antiguos de la región), la vieja estación de ferrocarriles o la comisaría de policía.

- P.N. Mountain Zebra:

Un águila solitaria vigila su reino de escarpadas montañas en pleno desierto de Karoo, mientras un rinoceronte negro pasta sosegado, sabedor de su poderío, y ruidosas cebras rompen silencios imperturbados por la civilización; estamos en el parque nacional de Mountain Zebra.

Este parque es hogar, entre muchos otros animales, de dos especies únicas en el mundo: la cebra de montaña y el ñu de cola blanca. Estos curiosos animales se hallan confinados en unos pocos parques en África, y éste es el mejor, sin duda, para salir en su busca.

Recorriendo el parque encontraremos diferentes ecosistemas: mesetas, montañas, bosques de acacia y, cómo no, el agreste paisaje del desierto de Karoo.

- P.N. Tsitsikama:

Este parque fue la primera reserva marina creada en Sudáfrica. Hoy en día se extiende 68 Km. tierra adentro estrechándose desde Nature´s Valley hasta Oubostrand y comprende también una zona protegida marina que se adentra 5,5 kms en el mar.

A pie, entre frondosos acantilados, ríos, bosques, playas y una miríada de flores salvajes, se pueden realizar trekkings escénicos y espectaculares. Siguiendo la línea de la costa y caminando en algún momento entre grandes formaciones rocosas, llegaremos hasta unas bellas cascadas cuya laguna desemboca en el mar. En nuestro camino encontraremos orquídeas silvestres, lirios, anémonas y con algo de suerte babuinos, nutrias... y la posibilidad de observar alguna ballena desde la costa.

- Mossel Bay:

En 1488 Bartolomeu Dias fue el primer europeo en atracar en esta costa. Más tarde, en 1497, Vasco da Gama empezó a realizar intercambios comerciales con los Hotentotes, pobladores originarios de la zona. Este lugar pronto se convirtió en un punto de parada obligatorio para los navegantes, por la seguridad de su bahía y la disponibilidad de agua fresca. Más adelante fueron los holandeses quienes llegaron y colonizaron la zona. De ellos proviene el nombre de la población, Mossel, que quiere decir mejillón en holandés, ya que éste era el alimento principal de los primeros colonos.

- Hermanus y Gaans Bai (ballenas y tiburones blancos):

Hoy en día Gaans Bai es conocida como la ‘capital mundial del tiburón blanco’, aunque a Hermanus se la podría denominar también la ‘capital surafricana de las ballenas’.

Desde Hermanus se puede partir en barco en busca de las ballenas que, de junio a diciembre, se congregan en estas aguas procedentes de los mares australes. Estas ballenas llegan a la costa sudafricana huyendo de las tormentas en busca de tranquilidad y seguridad para la cría de sus ballenatos. Normalmente se puede ver a la ballena franca austral y con suerte ballena jorobada.

Desde Gaans Bai se realiza una de las actividades más espectaculares que ofrece el país. El buceo en jaula con tiburones blancos. Esta es una actividad única y exclusiva. En catamarán se recorre la costa, y cuando se llega al punto que la tripulación considera adecuado, empezará la tarea de atraer al que muchos consideran el mayor depredador marino.

En la espera, se puede disfrutar del mar y de los bellos escenarios de la costa surafricana.

Cuando aparecen los tiburones, la tripulación bajará la jaula al agua y se encargará de acercar a los tiburones lo máximo posible. Desde la cubierta, seremos espectadores privilegiados de esta maravilla natural y los viajeros que deseen una mayor cercanía a estos animales y verlos en su ambiente podrán sumergirse en la jaula.

Viajes a Sudáfrica

Zambia

zonas zambia

ZAMBIA emerge como uno de los más exclusivos destinos de safari en África. Rodeado por ocho países, su condición de país interior sin salida al mar lo mantuvo durante muchos años al margen de las rutas de exploración más comunes hasta que David Livingstone, recorrió parte del río Zambezi que dio origen al nombre del país. Hoy en día, con una densidad de población de tan solo 13 habitantes por km2, Zambia conserva en buena medida, una esencia indómita manteniendo grandes espacios de naturaleza virgen bañados por las aguas del leyendario Zambezi y el río Luangwa, uno de los más salvajes y bellos de África austral. Ademas nos brinda la posibilidad de realizar las actividades más emocionantes y genuinas en África austral: navegar en canoas por el Zambeze, safaris nocturnos, safaris a pie…

- Cataratas Victoria:

Llamadas "Mosi oa Tunya" (El humo que truena) debido a la bruma y al estruendo que sus 550.000 mts3 de agua provocan al desplomarse desde 111 mts de altura; las cataratas Victoria son, sin duda alguna, uno de los mayores espectáculos naturales del mundo. Mientras nuestra piel se humedece con los destellos del Zambezi, cobijados tras el eterno arco iris, viviremos uno de los más bellos escenarios y sentiremos con mayor intensidad la grandeza con la que la naturaleza se manifiesta.

Las cataratas Victoria, nombradas así en honor a la reina Victoria de Inglaterra por el Dr. Livingstone en 1855 cuando las vio por primera vez, se componen de diferentes caídas de agua, cada una de las cuales recibe un nombre distinto: la catarata del Diablo, la catarata Principal, la catarata del Arco Iris y la catarata del Este. Y se pueden visitar desde Zambia y Zimbabwe.

- Bosque Petrificado de Chirundu

Monumento nacional de gran valor paleontológico y geológico, el bosque petrificado de Chirundu contiene troncos fosilizados de árboles de la familia conífera, muy abundante durante la era del jurásico, hace 150 millones de años. Hoy en día ya no crecen más en esta región, fueron reemplazados por los típicos bosques de mopane, pero sus fósiles constituyen un indicador importante para el estudio de los diferentes tipos de clima de la región. Podremos ver impresionantes troncos que datan de hasta 50 mil años, conservados en muy buen estado, algunos de más de 1 metro de diámetro y hasta 10 metros de largo.

- Parque nacional del Lower Zambezi

Ubicado en el valle del bajo Zambezi es uno de los parques menos desarrollados pero más bellos de Zambia y representa, junto con el PN Mana Pools (Zimbabwe) en la orilla opuesta del río, un inmenso santuario de fauna salvaje. Una escarpa a lo largo del valle actúa de barrera natural para la mayor parte de la fauna, que se concentra en su parte cercana al rio, mientras que la poca infraestructura (carreteras y alojamientos) disponible en el parque y las zonas adyacentes ayuda a mantener el carácter salvaje e intacto de un área muy poco poblada.

La mejor manera de conocer este magnífico parque será navegando río abajo el majestuoso Zambezi y observar desde canoas, la fauna del parque. Manadas de elefantes, hipopótamos, búfalos y waterbuck (antílopes de agua) se ven a menudo en las riberas del Zambezi, cruzando de orilla a orilla del río o parando en las islas para descansar y comer.

- Descenso en canoa por el río Zambezi:

Siendo el cuarto río más grande de África, con sus 2700 kms de recorrido, el nombre del Zambezi significa "Gran Río" para el pueblo Tonga, los habitantes del valle del Zambezi durante siglos. Según una leyenda tonga, el Zambezi alberga el espíritu de "Nyaminyami", dios protector de este poblado y representado a menudo con cuerpo de serpiente y cabeza de pez.

Para nosotros sus aguas amansadas y sus hermosas riberas salvajes serán el escenario ideal para emprender la actividad más aventurera de esta ruta.

El recorrido en canoa por el río Zambezi, entre los parques nacionales Lower Zambezi (Zambia) y Mana Pools (Zimbabwe) que se extienden a lo largo de la orilla norte y sur del río, es una de las actividades más espectaculares y emocionantes que se puede realizar en toda África.

El suave chapoteo del agua mientras vamos remando pausadamente río abajo, nos hará sentir más que nunca la proximidad de los agrestes parajes naturales que vamos atravesando; la curiosa mirada de algún grupo de hipopótamos sumergidos en el Zambezi y la silueta de un elefante solitario bebiendo del gran río, serán nuestra compañía hasta la isla arenosa en la que al anochecer acamparemos. En medio del río, bajo cielos estrellados, nos maravillaremos por este entorno repleto de fauna.

- Parque nacional South Luangwa:

Con más de 9.000 km2 de extensión y ubicado al extremo sur del Gran Valle del Rift, el parque se caracteriza por una situación privilegiada y de un entorno de excepcional belleza. Bordeado por los meandros del río Luangwa, combina valles y planicies con lagunas y bosques de mopane y es uno de los mejores parques de África para observar la vida salvaje. Alberga una gran cantidad de elefantes, hipopótamos, búfalos, así como especies autóctonas de jirafas y cebras ¡presas muy apreciadas por las manadas de leones! Sin embargo uno de sus mayores atractivos radica en la presencia de la mayor concentración de leopardos de África. Los safaris nocturnos en 4x4 conducidos por los expertos guías del parque nos ofrecen la mejor oportunidad para acercarnos a un felino tan fascinante como de difícil observación.

También se pueden realizar safaris a pie, la mejor manera de explorar la sabana y sentir el profundo latir de la fauna africana.

- Cataratas Kundalila:

En una zona de gran belleza, el río Kaombe se desploma en varios saltos, desde más de 60 metros de altura, hasta una bella piscina rodeada de flores salvajes y plantas endémicas. Estamos en las cataratas Kundalila.

En Bemba, el idioma local, Kundalila significa la Paloma que llora. En el pasado habitaba en la zona una especie de paloma, hoy extinta, y tras la pena por su desaparición los locales nombraron así a las cataratas.

En la parte superior de las cascadas, desde la quebrada de Muchinga, se puede disfrutar de las espectaculares vistas del vasto valle del Luangwa.

- P.N. North Luangwa:

El P.N. North Luangwa, es uno de los últimos secretos por descubrir de África, un parque nacional donde disfrutar de la naturaleza más salvaje del continente: leones, elefantes, búfalos, cebras, cocodrilos, rinocerontes, leopardos, hipopótamos, antílopes, hienas, ñus… son algunos de los muchos animales que podremos ver aquí.

Gracias a los esfuerzos de la Sociedad Zoológica de Frankfurt, este parque, que ha permanecido cerrado durante muchos años, es actualmente uno de los referentes mundiales en cuanto a gestión y conservación de fauna. Es un parque exclusivo y poco visitado, será raro que veamos otros viajeros.

En North Luangwa se realizaran exclusivas actividades:

Explorar un parque nacional a pie es una experiencia única, totalmente diferente y aún más excitante que buscar fauna desde cualquier vehículo; es un viaje al pasado en el que podremos sentirnos como los primeros exploradores del continente negro.

Seguir las huellas de los animales con nuestros guías expertos y los rangers del parque, acercarnos a manadas de búfalos, familias de leones y grupos de elefantes sin ningún tipo de obstáculo entre ellos y nosotros, es una experiencia única al alcance de muy pocos.

- Shiwa Ng’ Andu y aguas termales de Kapishya:

Con unos 100 Km², se puede considerar a Shiwa como un pequeño estado dentro de Zambia, ya que es una de las zonas más prósperas en cuanto a desarrollo social del país y goza de buenos hospitales y escuelas.

Este pequeño estado proviene de la inspiración de un lord inglés que decidió establecerse aquí después de sus primeras visitas al continente, ya que estaba en profundo desacuerdo con la manera en que la administración colonial trataba a la población local.

Es un personaje histórico en Zambia, en su día muy respetado por las autoridades de la metrópolis y por la población local, que llegó a emplear en su granja alrededor del año 1925 hasta 1800 trabajadores a los cuales proveyó de educación y servicios sanitarios.

Destaca la mansión de inspiración inglesa que construyó y en la que todavía viven los descendientes de Sir Stewart Gore-Browne. Es una puerta abierta al pasado colonial reciente de África que podremos visitar opcionalmente.

En Shiwa State encontramos las aguas termales de Kapishya, que surgen del interior de la tierra a una temperatura constante de 37ºC y crean una bella laguna de aguas cristalinas en las que nos podremos sumergir para relajarnos y quizá empaparnos de las facultades mágicas y curativas que los locales les atribuyen.

- Cataratas Chishimba:

También conocidas como cataratas Chisumba, son uno de los atractivos naturales de la zona norte de Zambia. Estas cataratas fluyen del río Luombe y pese a la cercana central hidroeléctrica no han perdido un ápice de su caudal ni de su encanto.

Se pueden realizar caminatas por los diferentes senderos y miradores que nos llevarán a descubrir sus 3 cascadas sucesivas, cada una con sus diferentes atractivos, la catarata superior conocida como Mutumuna con una caída de 20 metros, la catarata central con los rápidos de Kayela y la inferior conocida como Chishimba que tiene una caída de 30 metros.

La etnia Bemba cree que las cataratas Chishimba son un lugar sagrado y de poder y que el espíritu natural de Chishimba reside en una cueva justo por debajo de las cataratas, lugar de culto donde no se permiten ni insultos, ni maldiciones ni frivolidades.

- Lago Tanganyika (bahía de Isanga y cataratas Kalambo):

Con una profundidad máxima de 1470 m, es el lago más profundo del continente y el segundo del mundo (tras el lago Baikal en Rusia).

Aunque Zambia sólo tiene acceso a una pequeña área del lago, éste es de vital importancia para el país, ya que es la vía directa a los puertos de Tanzania y Burundi.

Esta cualidad hace que la gente de esta zona sea totalmente diferente al resto de Zambia, con un carácter más cercano al del África central tropical.

Desde la población de Mpulungu en la orilla sur del lago, en barca podemos llegar hasta la bahía de Isanga, rodeada de aguas cristalinas; un lugar precioso para relajarse o descubrir en snorkel su increíble vida marina.

Desde aquí se pueden visitar las cataratas Kalambo. El río Kalambo es la frontera natural entre Zambia y Tanzania, y sus cataratas son unas de las más altas de África en un solo salto, por detrás de las Tugela en Sudáfrica. Con una caída de 221m (el doble que las Victoria), serán sus vistas y paisajes una merecida recompensa tras el trekking hasta su punto más alto.

Viajes a Zambia

Malawi

zonas malawi

MALAWI . Este pequeño país alargado es uno de los más densamente poblados y también de los menos desarrollados del continente africano. Aunque no tiene litoral marítimo, el lago Malawi es lo más parecido a un gran mar interior con playas de arena blanca y cálidas aguas gracias al clima tropical de esta región. Sigue siendo un país de difícil acceso por la poca oferta de conexiones aéreas pero sus paisajes variados, las aguas cristalinas del llamado "Lago de las estrellas "por el doctor Livingstone y la autenticidad y calidez de sus habitantes bien merecen un viaje al "Corazón caliente de África".

- Thuma Forest Reserve - Eco-System Rehabilitation Project:

Situada a unos 90 kms de Lilongwe, cerca del lago Malawi, la reserva de Thuma, co-gestionada por el gobierno de Malawi y la ONG "Wildlife Action Group" (WAG), cubre un área de 197 km2 a lo alto de la escarpa del Gran Valle del Rift. Thuma es uno de los pocos bosques de Malawi que todavía alberga poblaciones de grandes mamíferos, elefantes, búfalos, hienas y kudus. A lo largos de los 10 últimos años, el WAG y los voluntarios del proyecto han reducido de manera significativa la caza furtiva y la deforestación, consiguiendo así que las poblaciones de elefantes, búfalos y otros mamíferos regresen a su hábitat natural.

- Cape Maclear:

Al final de la península Nankumba, el pueblo pescador de Chembe se extiende a lo largo de la playa, aunque todo el mundo lo conoce por el nombre de Cape Maclear. Se trata de uno de los poblados de pescadores más grandes a orillas del lago Malawi.

En el año 1875 el doctor Robert Law estableció en Cape Maclear la primera misión de Livingstonia, la cual fue abandonada unos pocos años más tarde debido a las numerosas bajas que la malaria causó entre los misioneros cuyas tumbas aún pueden visitarse.

Cape Maclear es lo más cercano a las playas del Índico en el interior de África. Es la clase de lugar donde, al sentarnos en su hermosa playa observando la inmensidad del lago, sus espectaculares puestas de sol y la actividad cotidiana de sus habitantes, la hora de regresar nos sorprende sin que nos hayamos dado cuenta del transcurso del tiempo.

- Lago Malawi:

El lago Malawi, también llamado lago Nyasa, se extiende a lo largo de 560kms con una anchura máxima de unos 75kms y representa un quinto de la superficie total del país. Parte de sus aguas y orillas fueron declaradas parque nacional y patrimonio de la Unesco por la excepcional belleza de su paisaje y su increíble biodiversidad. Se compara su importancia a nivel de estudios biológicos, a las islas Galápagos por la excepcional variedad y cantidad de fauna ictícola, la gran mayoría endémica, que alberga el lago.

Envueltos por el entorno de sus playas de arena fina, nos dejaremos absorber por la inmensidad del "Lago de las estrellas", tal como lo nombró David Livingstone, al observar de noche, las luces de las linternas de los pescadores en las aguas, parecidas a estrellas en el cielo.

- M.V. Ilala:

El barco a motor Ilala, recibió su nombre del primer lugar donde fue enterrado el Dr. David Livingstone. Esta embarcación de 620 toneladas, fue construida en la década de los años cuarenta del siglo pasado y empezó a dar servicio en el lago a partir de 1957. Hoy en día sigue siendo casi el único método de transporte en la zona, dando un servicio esencial a las comunidades que viven a orillas del lago Malawi. Cada semana el Ilala recorre la totalidad del lago en un viaje de ida y vuelta, llevando más de 450 pasajeros en el puente inferior y 100 toneladas de carga.

NO es una embarcación de lujo, pero dormir en la bella cubierta de primera bajo las estrellas más brillantes de África es una sensación que seguro recordaremos toda la vida.

Puede haber retrasos, pero estaremos en uno de esos clásicos viajes africanos que regala experiencias inolvidables también para los pasajeros más expertos y aventureros.

Viajes a Malawi

Zimbabwe

zonas zimbabwe

ZIMBABWE durante mucho tiempo fue un territorio mítico, hogar de un imperio que se extendía por el actual Zimbabwe y Mozambique. Sus reyes construyeron enormes recintos y castillos de piedra, únicos en el continente. Tanta era su riqueza que los primeros exploradores creyeron que en él se encontraban las legendarias minas del rey Salomón.
Zimbabwe sigue siendo tan misterioso y mítico como antaño, un país donde abundan otras riquezas: grandes parques nacionales, ruinas olvidadas, paisajes de ensueño, extensos lagos e inmensas cascadas.

-Gran Zimbabwe (Patrimonio de la Humanidad):

Gran Zimbabwe es el más espectacular sitio arqueológico del imperio Monomotapa, un conjunto de castillos y murallas de piedra único en el continente.

El imperio Monomotapa, cuya época de esplendor data entre el siglo XI y XV, llegó a tener en la ciudad de Gran Zimbabwe 18.000 habitantes, a extenderse por el actual Zimbabwe y Mozambique y formó una importante red comercial que pudo haberse extendido hasta China. El sitio arqueológico se extiende por más de 7 km cuadrados y se han localizado más de 300 estructuras divididas en 3 complejos.

Hoy en día Gran Zimbabwe está considerado como el santuario nacional del actual Zimbabwe, aquí se encontró el pájaro de Zimbabwe, una escultura de piedra símbolo en la bandera del país.

-Parque nacional de Matobos (Patrimonio de la Humanidad):

Enormes piedras de granito amontonadas como si un gigante hubiera estado jugando a los bloques, rocas en un equilibrio fantástico e imposible, pinturas rupestres de una civilización perdida… Estamos en el parque nacional de Matobos.

Las colinas de Matobo cubren unos 3100 kilómetros cuadrados, de los cuales 400 son parque nacional y tienen una gran importancia para las comunidades locales, ya que en ellas se encuentran lugares sagrados.

En el parque podemos encontrar fauna, incluyendo rinoceronte blanco y negro, pero su patrimonio más importante son los conjuntos de pinturas rupestres bosquimanas (una de las mayores colecciones de arte rupestre de África austral). También encontramos en el parque la tumba de Cecil Rhodes, controvertida pero a la vez histórica figura del pasado colonial de esta zona y todo África. Su tumba está ubicada en una colina dentro del parque, desde donde podemos disfrutar del ‘’quot;Worlds View’’ (vista del mundo), uno de los paisajes más curiosos y espectaculares de todo África.

-Parque nacional de Hwange:

Con una superficie de 14.650 kilómetros cuadrados, más grande que Serengeti y un tamaño similar a Bélgica, es el mayor parque de Zimbabwe y uno de los más grandes de todo el continente.

Hwange es famoso por gran variedad de mamíferos, más de 105 especies, incluyendo 19 de grandes herbívoros: búfalos, cebras, jirafas, rinocerontes… 8 de grandes depredadores: hienas, licaones, leopardos, guepardos y leones, más de 400 especies de aves y mundialmente reconocido por tener una de las mayores poblaciones de elefantes del mundo.

- Cataratas Victoria:

Llamadas "Mosi oa Tunya" (El humo que truena) debido a la bruma y al estruendo que sus 550.000 mts3 de agua provocan al desplomarse desde 111 mts de altura; las cataratas Victoria son, sin duda alguna, uno de los mayores espectáculos naturales del mundo. Mientras nuestra piel se humedece con los destellos del Zambezi, cobijados tras el eterno arco iris, viviremos uno de los más bellos escenarios y sentiremos con mayor intensidad la grandeza con la que la naturaleza se manifiesta.

Las cataratas Victoria, nombradas así en honor a la reina Victoria de Inglaterra por el Dr. Livingstone en 1855 cuando las vio por primera vez, se componen de diferentes caídas de agua, cada una de las cuales recibe un nombre distinto: la catarata del Diablo, la catarata Principal, la catarata del Arco Iris y la catarata del Este.

No podemos dejar de recomendar el hotel VICTORIA FALLS HOTEL 5 *. Además de su ubicación, lujo y confort, es un hotel lleno de historia, estilo, arquitectura y encanto colonial, testigo único de acontecimientos históricos, hoy reflejados en los cuadros que decoran junto a antiguos trofeos de caza, bustos y librerías, los salones de inspiración victoriana del hotel, sigue siendo una institución en África. Ilustres miembros de realezas y celebridades eligen el Victoria Falls Hotel para disfrutar de su encanto personal y de las inmejorables vistas de sus jardines.

-Parque nacional de Mana Pools (Patrimonio de la Humanidad):

Desde las orillas del lago Kariba, el curso del río Zambeze emerge a fértiles llanuras inundables, hogar de uno de los mejores y más salvajes parques nacionales de toda África, Mana Pools. El parque protege más de 2.500 km cuadrados de riveras, pantanos, bancos de arena estacionales, islas, piscinas naturales, bosques y sabanas.

"Mana" significa "cuatro" en shona el idioma local y "pools" en inglés, "piscinas"; el nombre del parque se refiere a las 4 grandes piscinas que encontramos cerca del campamento principal. Estas piscinas son renovadas anualmente con las crecidas del Zambeze y son junto a las riveras del río Zambeze, las principales fuentes de agua que alimentan a la numerosa fauna que aquí se congrega. Enormes manadas de búfalos y elefantes, familias de depredadores como leones, hienas y leopardos, la mayor concentración de cocodrilos y hipopótamos de África austral, una gran variedad de antílopes, rinocerontes negros y más de 380 especies de aves.

-Parque nacional de Nyanga:

En la zona este de Zimbabwe casi en la frontera con Mozambique, encontramos las tierras altas, un paisaje de montañas grandiosas, verdes colinas, arroyos burbujeantes, bosques lujuriosos y lagos apacibles.

Esta zona se encuentra protegida por el parque nacional de Nyanga, donde encontramos las mayores altitudes de todo el país, entre 1.800 y 2.300 mts sobre el nivel del mar. También encontramos la montaña más alta de Zimbabwe, el monte Nyangani y las cataratas Mutarazi, que con 762 metros de caída en un solo salto son las decimoséptimas más altas del mundo, una vista espectacular.

Viajes a Zimbabwe

Mozambique

zonas mozambique
MOZAMBIQUE, es mundialmente reconocido por la belleza de sus playas, aunque este país puede ofrecer muchísimo más. Desde la belleza salvaje del lago Malawi a las extensas sabanas de sus parques nacionales, además de un riquísimo patrimonio histórico artístico y la vibrante alegría de sus habitantes.

-P.N do Limpopo:

El parque nacional do Limpopo es uno de los más importantes de Mozambique. Se encuentra en la provincia de Gaza y cuenta con unos 10.000 kilómetros cuadrados de extensión. Fronterizo con Zimbawe y Sudáfrica, configura conjuntamente con los parques de Kruger y Gonarezhou el Gran Limpopo Transfrontier Park, llamado Parque de la Paz, ya que los animales pueden cruzar libremente las fronteras de estos países.

El 10 de noviembre de 2000 se firmó la creación del parque transfronterizo y con el tiempo los tres países abrieron conjuntamente los límites fronterizos que aún se mantenían. A partir de ahora, poco a poco, los viajeros que visiten el gran parque Limpopo podrán desplazarse por su interior sin barreras, y disfrutar de la mayor reserva natural del planeta con total libertad.

Entre su fauna salvaje destacan los elefantes, leones, rinocerontes, búfalos, leopardos, hipopótamos, cebras, antílopes y cocodrilos, así como multitud de otras especies exóticas.

- Playa de Tofo:

Siguiendo la costa sur mozambiqueña, llegamos a la ciudad colonial de Inhambane, y desde allí nos trasladaremos hasta la población de Tofo.

Rodeado de playas de arena blanca, un mar azul turquesa y un ambiente local relajado y divertido, es el lugar ideal disfrutar del sol en la playa, comprar artesanía en el mercado local, tomar una copa en el bar del pueblo o nadar (y bucear) en sus arrecifes de coral con tortugas, mantas rayas o espectaculares tiburones ballena.

Nadar con el tiburón ballena es una de las actividades que no se pueden dejar pasar. Es totalmente inofensivo pese a sus 12 metros de longitud. Nadar a poca distancia de un gigante de los mares y bucear a su lado mientras mueve pausadamente sus hasta 14 toneladas de peso es una experiencia inolvidable.

- Lago Malawi (Lago Niassa):

El Dr. Livingstone lo llamó por su belleza cautivadora ‘el lago de las estrellas’. Hoy en día es el rasgo geográfico más característico de Malawi, que comparte con Mozambique las aguas del lago. En el lado de Mozambique se lo conoce como Lago Nyasa.

Envueltos por el entorno de sus playas de arena fina, aguas transparentes y profundas y las más bellas puestas de sol, nos dejaremos absorber por la inmensidad del lago.

El parque nacional de lago Malawi alberga más variedad de especies de peces que todos los lagos de Europa y Norte América juntos y, es el primer lago de agua dulce en el mundo declarado Patrimonio de la Humanidad.

- Ilha de Moçambique:

"Ilia", como la llaman sus habitantes, es patrimonio cultural de la UNESCO desde 1992 por su abundancia de bellos y antiguos edificios coloniales que, junto con su fortaleza, palacios, templos y mezquitas, le confieren una singular atmósfera.

Esta pequeña isla de coral es el asentamiento europeo más antiguo de toda África del Este y fue durante cuatro siglos el puerto portugués más importante y próspero al sur de Mombasa.

Ilha de Moçambique, lugar de encuentro de civilizaciones a lo largo de los años, se mostró a Vasco de Gama como un puerto seguro donde marinos persas y árabes ya habían atracado sus naves cargadas con oro, marfil, perfumes, especias, sedas y esclavos.

Unida a tierra firme por un pequeño puente de 1.5 Km. posee una de las pocas escuelas secundarias de la provincia de Nampula y es fácil cruzarse en sus calles con jóvenes estudiantes llegados de tierra firme mientras vagamos contemplando la belleza de su legado arquitectónico. Cuando estemos cansados de recorrer sus calles, plazas y edificios, podremos bañarnos en las bellas playas de cristalinas aguas que rodean la isla.

-Isla de Ibo y crucero en Dhow por el archipiélago de las Quirimbas:

La isla de Ibo se encuentra dentro del archipiélago de las Quirimbas, una de las zonas más bellas de la costa norte de Mozambique.

Antiguo puerto comercial árabe, Ibo fue uno de los principales centros de comercio de esclavos, oro y marfil. Los árabes se instalaron en la isla en el año 600 DC hasta el año 1791 en que la isla pasó a control portugués hasta la independencia del país en 1975. Fue un importante centro de comunicaciones y comercio, pero hoy en día cuenta con apenas 4000 habitantes que viven de la agricultura y la pesca, casi a nivel de subsistencia.

Ibo cuenta con un gran legado histórico y cultural, configurando uno de los puntos clave de la cultura Swahili, de influencia, africana, árabe y portuguesa. Encontramos numerosas edificaciones coloniales, (destaca la fortaleza portuguesa) algunos en franca decadencia pero con un encanto especial, todo enmarcado en un paisaje de playas de arena blanca, un mar azul turquesa de aguas cristalinas y arrecifes de coral llenos de vida marina.

Desde Ibo se puede partir en Dhow (embarcación tradicional a vela y motor de origen Swahili) para recorrer el archipiélago de las Quirimbas y acampar en playas vírgenes, explorar islas desiertas y nadar entre peces y tortugas.

- Vilanculos:

Siguiendo la costa mozambiqueña, encontramos la población de Vilanculos.

Playas de arena blanca, mar azul turquesa y un ambiente local relajado y divertido será el lugar ideal para disfrutar del sol en la playa, comprar artesanía en el mercado local o nadar o bucear en sus arrecifes de coral con tortugas, mantas rayas y si tenemos suerte los espectaculares tiburones ballena.

Desde Vilanculos se puede visitar el archipiélago de Bazaruto, protegido como parque nacional desde 1971 y considerado como uno de los lugares más bellos de África, es el ideal de las islas paradisíacas, aguas cristalinas, barreras de coral, enormes bancos de peces y la belleza de sus playas.

Viajes a Mozambique

Swaziland

zonas swaziland

Swaziland. Más pequeño en extensión que el parque nacional de Kruger, el reino de Swaziland es uno de los  países más menudos de África, y sin embargo  alberga en su interior lo más variado de los paisajes africanos.  Es una de las pocas monarquías absolutistas del mundo que todavía pervive y que ha conseguido conservar sus costumbres ancestrales; mundialmente conocido es el baile anual de miles de vírgenes delante del monarca, en el que éste elige a su nueva esposa.

-Parque nacional Hlane:

Antigua reserva real de caza, es hoy día el mejor parque del país; hogar de leones, jirafas y elefantes, entre muchas otras especies. Destaca por su población de rinocerontes blancos.

Viajes a Swaziland

Lesotho

zonas lesotho

Lesotho. Este pequeño país del tamaño de Bélgica es conocido como ‘el reino de los cielos’ por sus asombrosas vistas montañosas. Esto, junto a la amabilidad de sus habitantes y la posibilidad de observar sus formas de vida tradicionales (exceptuando la capital Maseru, Lesotho es un país totalmente rural), serán los principales atractivos de nuestra visita.

-Los Basotho:

En la meseta de Makhoa encontramos a los basotho, una etnia tradicional del país famosos por sus caballos de montaña. Es recomendable realizar una excursión a caballo basotho. A través de impresionantes paisajes y atravesando alguna aldea tradicional.

Viajes a Lesotho